CARÁCTER

 

El Boyero de Berna (Berner Sennenhund) tiene un carácter enérgico, atento, impetuoso pero no mordedor, siendo extremadamente cariñoso con su amo y desconfiado con los extraños.

Es un perro inteligente que cuida con gran celo a la familia, pero de forma discreta, sin alardes de agresividad.

Es muy apegado a su amo, con el cual es absolutamente incondicional, lo que hace muy difícil aceptar a un nuevo dueño.

Con los niños se comporta de manera juguetona y alegre, además de mantener una actitud vigilante.

Aprende con facilidad, es muy fácil de adiestrar.

Necesita ser educado con firmeza pero sin brutalidad y con paciencia, ya que sólo alcanza la madurez hacia los 18 meses o lo dos años de edad.

No le gusta la soledad.

El Boyero de Berna tiene buenas relaciones con otros animales.