FEITIZOS DAS MEIGAS


Nosotros somos Javi y Cris y vivimos en una pequeña aldea de Galicia, entre Santiago de Compostela y La “Costa da Morte”, lugar de mitos, leyendas y brujas – de ahí surgió el nombre de nuestro afijo – Feitizos das Meigas (Hechizos de las Brujas). El amor por los Boyeros de Berna nos llegó de manera diferente, aunque quizá ya lo lleváramos en los genes, puesto que ambos nacimos en la ciudad que da nombre a esta preciosa raza – Berna.

Porfín, en el 2008, cumplimos nuestro sueño y vino a casa nuestra primera Bouvier, Catinka, y tan sólo un mes más tarde y gracias a la amabilidad y ayuda de un gran criador alemán (Vom Frielicker Holz), llegó a nuestra casa Akimo, un macho estupendo que supo conquistar a Catinka y que desde entonces se han hecho inseparables.
 

Gracias a ellos aprendimos a conocer mejor esta raza. Son unos perros extremadamente cariñosos, muy pendientes de sus dueños, fieles guardianes de su casa (si alguien entra en “su” territorio avisan con su fuerte e imponente ladrido), tranquilos, nada agresivos, muy inteligentes (aprenden rapidísimo) y además, deslumbran por su gran belleza y tamaño.
 
Finalmente, en verano del 2009, vino una nueva Bouvier a incrementar la familia: Néboa (Eloïse du Mas Sagré Sulou). Se integró perfectamente en el “clan” de los Boyeros, fue precioso ver como el gigantón de Akimo jugaba con ella con toda delicadeza para no hacerle daño con sus patazas y como Catinka soportaba las travesuras de la peque con la paciencia digna de una mamá con su cachorro. Ahora Néboa ya es adulta y ha tomado el mando de la tropa boyeril. Poco a poco se van uniendo más tricolores a nuestra familia: Zantia, nuestra australiana, Chuvia, Checca, hijas de Néboa y el gran campeón El Cid z Ochoze, etc.


Esperamos que a través de estas páginas os podamos transmitir el cariño y admiración que sentimos hacia esta raza y contagiaros con la “boyero-manía”!

 
Javier + Cristina